ARTE HUMANO EN LA RIBERA DEL CEA

 

 

EN LAS LLANURAS DE LA MESETA

Es la zona baja de la Ribera del Cea a su paso por la Tierra de Campos, comprendida entre la villa Sahagún y la desembocadura del Cea en Castrogonzalo.

Apuntes históricos. Esta zona forma parte del antiguo territorio Vacceo, de cuya época son los Castros de Melgar de Abajo, Castrobol, Valderas o Castrogonzalo. La posterior presencia de las huestes romanas fue aquí mayor que en el resto de la Ribera, ya que estas tierras llanas son más accesibles para desplazarse.

Así existen varias Vías romanas importantes como la "Calzada de los Peregrinos" que cruza el Cea por Sahagún y Calzada del Coto y que une el este con el oeste peninsular; la Calzada entre Mansilla de las Mulas y Medina de Rioseco, que atraviesa el Río por Mayorga, y la Calzada entre León y Valderas, que cruza el Cea por esta villa. Finalmente, existen dos calzadas importantes que cruzan el Esla por Castrogonzalo, 1 km. después de haberse unido con el Cea: la "Ruta de la Plata", que une el norte con el sur peninsular (Gijón-Astorga- Mérida) y la "Calzada de Asturica a Cesaraugusta" (Astorga-Zaragoza). A esta época pertenecen los Puentes Romanos de Fuentes de Ropel y Castrogonzalo, este último situado junto al Esla, poco después de "La Carrancha".

Otro camino, quizás no tan conocido como los anteriores pero trascendental para las gentes del Cea, es la "Cañada Zamorana", histórico camino paralelo al Río, que transita por la margen derecha y cuyo trayecto aún sobrevive entre Galleguillos y Castrogonzalo.

Puente Romano de Fuentes de Ropel.

Palomar situando en Mayorga.Palomares y Viñedos. Aparecen con la llegada de los romanos. Los Palomares son construcciones para la cría de palomas y pichones, que forman parte esencial del paisaje de Tierra de Campos, y que tienen formas diversas: circulares, rectangulares, cuadrados... Las palomas y pichones son una de las joyas gastronómicas de esta zona baja de la Ribera del Cea.

Por su parte los Viñedos de la Ribera del Cea son de gran fama, y en estos últimos años se están elaborando y embotellando excelentes claretes y blancos, así como buenos tintos jóvenes y crianzas. Podemos visitar las Bodegas que hay en Gordaliza del Pino, Melgar de Abajo, Mayorga, Gordoncillo y Valderas.

En la época Visigoda (ss. VI y VII) estos llamaban a la Tierra de Campos "Campos Góticos". Los musulmanes no llegaron a asentarse nunca en esta parte baja del Cea, que ya en el s. IX era dominio del Reino de León. Tras el nacimiento del Reino de Castilla en el s. X, los musulmanes realizaron sus últimas escaramuzas por estas tierras; al triunfo del cristianismo sobre el Islam contribuyó el Camino de Santiago, utilizado por los súbditos cristianos de toda Europa para venir a combatir a los musulmanes, que transita perpendicular al Río Cea, pasando por Sahagún y Calzada del Coto.

Bodegas en Gordoncillo.

En relación a los Molinos de agua, aunque ninguno funciona en esta parte del Cea, varios mantienen su armazón como los de Melgar de Arriba, Saelices de Mayorga, Mayorga, Gordoncillo y S. Miguel del Valle. De igual manera se conserva la estructura de las Fábricas de Harina de Mayorga y Valderas, así como la que fue "Central Hidroeléctrica del Cea", en Fuentes de Ropel.

Molino en la "Granja El Molino", cerca de Gordoncillo.

Durante los ss. XI-XII, el Río Cea hizo de frontera entre los reinos de Castilla y León: el de León controlaba la zona norte y Castilla la sur. Las guerras y escaramuzas a ambos lados se sucedieron en un periodo en el que se edifican varias fortalezas junto al Cea, como el "Castillo de Altafría" de Valderas, que fue construído en el s. XII por el entonces rey de León.

Es la época del Románico, que utiliza el ladrillo en esta parte de la Ribera del Cea, del que existen buenas muestras en Sahagún, San Pedro de las Dueñas, Galleguillos, Saelices de Mayorga, Mayorga, Valdescorriel y Fuentes de Ropel. Con la unificación de ambos reinos (en 1230), aparece el Mudéjar, cuyo centro artístico se localiza en Sahagún, hecho relacionado con la presencia de su poderoso Monasterio, fundado en el s. XI, que fue durante siglos uno de los centros artísticos y culturales más fecundos de nuestra Edad Media.

Iglesia de San Tirso en Sahagún.

A diferencia del Románico, presente en toda Europa, el arte Mudéjar es exclusivo de la Península Ibérica: el ladrillo es el material utilizado, dado que la piedra no existe en esta parte baja de la Ribera del Cea.

De igual modo, las Torres/vigía o Torres/fortaleza mudéjares se levantan majestuosamente en prácticamente todos los pueblos de la parte media-baja del Cea y constituyen privilegiados miradores en estas tierras que no debemos dejar de visitar.

Por otra parte, en nuestras andanzas por estos pueblos nos toparemos con grandes casonas de ladrillo: estas casas solariegas o nobiliarias pertenecen en su mayoría a los ss. XVII y XVIII y albergan grandes bodegas subterráneas que reconoceremos por sus respiraderos, colocados a ras de suelo.

De finales del s. XX es el "Proyecto Artecampos" cuyo objetivo es fomentar las distintas concepciones del arte en la Tierra de Campos y encontramos obras del mismo en Galleguillos, Melgar de Abajo, Mayorga y Gordoncillo realizadas por autores nacionales y extranjeros. Como la "Serpiente", de Pablo de Cavel y "Gocho Antón", de Alfredo Pelice en Melgar de Abajo.

Serpietne, de Pablo de Cavel y Gocho Antón, de Alfredo Pecile. Melgar de Abajo.